Perspectivas de la telemedicina en Perú y en el mundo
8 SEPTIEMBRE, 2021 | IN GESTIÓN DE SALUD | BY ANDRES SALGUERO

Durante mucho tiempo hubo cierto escepticismo en torno a las plataformas de telemedicina y la adopción de tecnología de video entre médicos y pacientes. Pero la pandemia de coronavirus modificó el escenario. Covid-19 hizo que importantes sectores de la población que todavía se mostraban renuentes tuvieran que subirse a esta ola de atención remota. Y aunque es probable que en algunas especialidades médicas este modelo tenga más permanencia e injerencia que en otras, se espera que en la “nueva normalidad” continúe teniendo altos índices de uso. 

Un estudio  de la consultora McKinsey, por ejemplo, indica que a nivel global “la fuerte aceptación continua, la percepción favorable del consumidor y la inversión tangible en este espacio están contribuyendo al crecimiento de la telemedicina en 2021. E indica que la utilización de telesalud se estabilizó en niveles 38 veces más altos que antes de la pandemia”. 

Según indican los analistas, este cambio radical surgido por necesidad fue posible gracias a estos factores: mayor disposición de los consumidores a usar telesalud, mayor disposición de los proveedores a utilizarla y cambios regulatorios que permiten un mayor acceso. Y sugieren que durante la tragedia de la pandemia “la telemedicina ofreció un puente hacia la atención y ahora brinda la oportunidad de reinventar modelos online e híbridos virtuales / en persona, con el objetivo de mejorar el acceso a la atención médica, los resultados y la asequibilidad”. 

Ventajas de la tecnología

El estudio antes mencionado detectó una aceptación diferencial de la telesalud según la especialidad, con la mayor penetración en psiquiatría (50%) y tratamiento por uso de sustancias (30%). Alrededor del 40% de los consumidores encuestados dijeron que creen que continuarán usando telemedicina en el futuro, en comparación con el 11% de los consumidores que usaban telesalud antes de COVID-19.

Además la investigación destaca que los modelos de atención médica virtual y los modelos de negocio “están evolucionando y proliferando, pasando de la pura atención de urgencia virtual a una gama de servicios que permiten la atención virtual longitudinal, la integración de la telesalud con otras soluciones de salud virtual y los modelos híbridos, con el potencial para mejorar la experiencia / conveniencia del consumidor, el acceso, los resultados y el costo”. Según estos analistas, la crisis del coronavirus “demostró la relevancia de la telesalud y creó una apertura para modernizar el sistema. Esta modernización se logrará integrando la telesalud en el continuo de atención a escala”. 

Sistemas de información en salud

La OMS define a la telemedicina como el “suministro de servicios de salud, en los que la distancia constituye un factor crítico, por profesionales que apelan a las telecomunicaciones y las tecnologías de la información y de la comunicación con objeto de intercambiar datos para hacer diagnósticos, preconizar tratamientos y prevenir enfermedades y heridas, así como para la formación permanente de los profesionales de atención de salud y en actividades de investigación y evaluación, con el fin de mejorar la salud de las personas y de las comunidades en que viven”.

Además de evitar las esperas y los desplazamientos hasta los centros de atención, la telemedicina amplía el acceso a los servicios de salud. En las naciones en desarrollo esta herramienta permite expandir la atención a sectores rurales o personas que habitan en zonas alejadas. Particularmente en Perú, un informe indica que “la implementación de la telemedicina favorece el acceso a los servicios de salud en todos los niveles asistenciales, proporcionando beneficios tecnológicos, permitiendo una respuesta coordinada e inmediata de atención, estableciendo un diagnóstico rápido y preciso en caso de una emergencia y fomentando la interrelación entre la informática y la bio-medicina”. En este país latinoamericano una de las iniciativas más importantes se relaciona con la electrocardiografía transtelefónica que, según los autores del documento, “se utiliza para detectar arritmias en forma ambulatoria y realizar un monitoreo de pacientes sin que tengan que moverse del lugar donde se encuentran, optimizando de este modo la eficiencia en la prevención, la universalidad y la calidad de la atención sanitaria de todos los peruanos”.  La implementación del sistema de electrocardiografía transtelefónica a nivel nacional “no solamente es novedosa sino también necesaria -dicen los autores del reporte-, optimizando los servicios de salud en los lugares más remotos del país, donde el especialista tiene difícil acceso o su presencia es nula, mejorando la calidad de vida de los peruanos”.

En el informe también se añade que si bien en Perú los esfuerzos todavía son escasos, existen varias iniciativas que buscan aprovechar los beneficios de la telemedicina: además del Plan Nacional de Telesalud que proyecta implantar el Ministerio de Salud, se destacan el trabajo de la Red Andina de Vigilancia Epidemiológica (RAVE) del Organismo Andino de la Salud (OAS), orientado a vigilar el comportamiento epidemiológico de patologías como la malaria, el dengue clásico y el hemorrágico, el paludismo, la fiebre amarilla y la disentería en distintos países andinos. Por su parte, el Enlace Hispano Americano de Salud (EHAS - Perú) brinda servicios de comunicación y acceso a información al personal que trabaja en zonas rurales de Perú, utilizando tecnologías de bajo costo para mejorar las condiciones de salud en localidades remotas. Y la Red de Información Científica de EsSalud ofrece información biomédica actualizada a los profesionales de la salud para su capacitación, actualización y perfeccionamiento. Otra iniciativa que se destaca es la de la Red Cardiológica de Telemedicina del Instituto Nacional del Corazón (INCOR), que ofrece asistencia técnica médica, control a distancia y diagnósticos en línea, con la posibilidad de hacer consultas a su archivo virtual. Por otro lado, Infosalud es un servicio gratuito de información y consejería telefónica del Ministerio de Salud, conformado por profesionales que brindan asesoramiento en temas de salud integral, información institucional y vigilancia ciudadana, así como apoyo en emergencias y desastres. 

Desde Quilsoft podemos acompañar a las organizaciones del sector a desplegar sus programas de telemedicina y a optimizar sus procesos de gestión, atención y recolección de datos con nuestro sistema para clínicas y sanatorios.

La industria de la salud se transforma con la digitalización
21 ENERO, 2021 | IN GESTIÓN DE SALUD | BY MATÍAS DE CRECCHIO