Cómo impactan las metodologías ágiles en una empresa
11 MARZO, 2021 | IN GESTIÓN DE PROYECTOS | BY IGNACIO GIMENEZ

La agilidad no es una simple metodología: es una filosofía de gestión y una mentalidad. Por este motivo no afecta solo al desarrollo de software, sino que es aplicable a todas las áreas de una organización

La mentalidad ágil conduce a cambiar el foco del accionar de la empresa: ya no se trata de maximizar las ganancias para la compañía y los accionistas, como ocurría en las organizaciones burocráticas del siglo XX, sino de optimizar el flujo de creación de valor para el cliente. Esto ya no es solo deseable, sino que es esencial en un contexto como el actual, donde las compañías deben poner al cliente en el centro y responder a sus necesidades cambiantes y a sus exigencias de experiencias de compra  excelentes y fluidas. 

Para adaptarse a los cambios rápidos las empresas deben poder desarrollar y probar ideas en una etapa temprana. Y esto es precisamente lo que aportan las metodologías ágiles: la organización en redes de pequeños equipos de trabajo auto-organizados y multifuncionales, que trabajan en base a ciclos de retroalimentación cortos, ayudan a dar forma a este modelo.

Bien entendida, la agilidad extendida a toda la empresa combina velocidad y estabilidad: una red troncal o un centro fuerte brinda la estabilidad que hace falta para desarrollar y escalar capacidades dinámicas. Además ayuda a la claridad de roles, la innovación y la disciplina operativa y puede producir resultados positivos para la salud y el desempeño de la organización. 

 

Satisfacción, compromiso, desempeño

Una investigación de la consultora McKinsey encontró que las transformaciones ágiles propician mejoras en tres campos principales: satisfacción del cliente, compromiso de los empleados y desempeño operativo. Estos beneficios se refuerzan mutuamente y producen un mejor resultado financiero. 

El estudio encontró que la agilidad empresarial –con su enfoque al cliente y la organización en base a una red flexible de equipos- tiene el potencial de mejorar la experiencia del cliente hasta en un 30%

La organización no jerárquica en equipos de trabajo multifuncionales también conduce a una mejora potencial del 20 al 30% en el compromiso de los empleados (en comparación con un entorno no ágil), ya que en una cultura laboral agile el personal tiene la oportunidad de desarrollar un fuerte sentido de autonomía, dominio y propósito.

Otro dato surgido de la encuesta refiere al desempeño operativo: la agilidad empresarial desbloquea una mejora de las métricas del rendimiento, como la velocidad, de entre 30 y 50%: en este sentido la diferencia se obtiene a partir de “una mayor visibilidad y comprensión de los objetivos, así como de una mayor dedicación del equipo”. 

El estudio también encontró que la agilidad mejora el rendimiento financiero de las organizaciones entre un 20 y un 30%, en base a una combinación de los factores antedichos que derivan en mayores ingresos y en ahorros de costos internos y externos. 

 

Nueva cultura de gestión

Muchas de las organizaciones disruptivas exitosas aplican agile, y esto hizo que cada vez más empresas deseen encarar esta filosofía y esta cultura de gestión, en paralelo con la optimización de su estrategia digital. La necesidad de adaptarse a los cambios y de tomar decisiones veloces en un marco de modificaciones en el modelo de negocio como producto justamente de la disrupción y la transformación digital avanzada, actúa como un motor de cambio fundamental: para estar a tono las compañías requieren  modelos operativos ágiles que les otorguen flexibilidad. Y además, como hemos visto, estos modelos tienen un impacto positivo muy concreto en distintos planos de la actividad de las organizaciones. 

Ahora bien, para que esta transformación resulte exitosa hay que abordarla con compromiso, ya que convertirse en una compañía ágil implica un cambio no solo a nivel de los comportamientos, sino en el terreno más profundo de la mentalidad y la cultura empresarial.  

Siempre primero.

Si desea recibir más información de calidad sobre software:


Compartir


KPI: cómo medir la efectividad en la gestión de proyectos
16 JUNIO, 2021 | IN GESTIÓN DE PROYECTOS | BY MATÍAS DE CRECCHIO