Últimamente se habla mucho de la importancia de avanzar con la transformación digital de las áreas de recursos humanos (RR.HH.). E incluso hay quienes sostienen, como la consultora Gartner, que en estos departamentos la digitalización lo está cambiando todo, desde las funciones básicas, como la forma en que se contrata y desarrolla el talento, hasta la introducción de nuevos caminos para mejorar el rendimiento.

Ahora bien: muchas veces la idea de transformación digital se asimila a la mera incorporación de soluciones tecnológicas, como si sumar estas herramientas bastara para concretar la evolución. La realidad es muy distinta: si bien la transformación digital de la gestión de recursos humanos involucra tecnologías que ayudan a automatizar tareas y a avanzar en la simplificación y estandarización de procesos, en su base hay un importante cambio cultural.  

Si no se comprende lo anterior, la transformación digital corre el riesgo de fracasar o de no aportar el valor esperado. 

Cambio cultural

Por ello se recomienda poner el foco en el cambio de mentalidad que permita dar a luz un nuevo pensamiento estratégico. Y para ello, lo ideal es generar una visión compartida de prioridades para definir un plan de trabajo único y consistente, establecer una cultura de medición mediante KPIs (que permita revisar el impacto y el nivel de transformación digital concreta lograda) e implementar una base de módulos por iteración y de manera incremental. 

Antes de implementar la tecnología también es importante definir y unificar las políticas y prácticas de RR.HH. a nivel empresa y asignar roles que permitan sostener un sólido plan de trabajo.

Gestión de recursos humanos

Según una definición, la transformación digital de la gestión de recursos humanos implica “cambiar los procesos operativos de RR.HH. para automatizarlos y basarlos en datos. Para que tenga éxito, esta metamorfosis debe involucrar a la organización en su conjunto”.

Sin embargo, digitalizar procesos porque sí, nunca es una buena idea: lleva a implementar tecnología costosa que no satisface las necesidades reales de la empresa. Lamentablemente esto es bastante común: por ejemplo un estudio encontró que el 74% de las empresas fracasa en la transformación digital de RR.HH.

La tecnología digital por sí sola no es suficiente para transformar las áreas de RR.HH. Y mucho menos para concretar una transformación digital exitosa de toda una organización. Cambiar la mentalidad de todos los involucrados es tanto o más importante. Y eso tiene mucho que ver con la cultura de la empresa.

Adoptar una nueva mentalidad digital va más allá de que las personas simplemente adopten diversas plataformas digitales y tecnología. Significa que son conscientes, y aceptan, el hecho de que en el mundo del siglo XXI el cambio es constante y que para que una empresa tenga éxito debe seguir adaptándose a ese cambio. 

Para llevar esto último a la práctica se recomienda establecer un objetivo claro, lograr la unión de todas las partes interesadas, mantener las cosas simples, priorizar las ideas que logren mayor impacto con el menor esfuerzo, evaluar el desempeño y crear la cultura adecuada.

 

Transformación digital

La tecnología es una parte relevante de una transformación digital de la gestión de recursos humanos. Sin embargo, las personas son fundamentales en el proceso. Y la transformación exitosa se debe en parte a una comunicación efectiva y abierta. Con cualquier cambio o transformación, uno de los desafíos más importantes es garantizar que los empleados estén de acuerdo con el viaje, por lo que fomentar su compromiso es clave. 

En última instancia, el objetivo de la transformación digital de la gestión de recursos humanos es mejorar la experiencia del personal: este proceso “aumentará la hiperpersonalización de los lugares de trabajo para satisfacer las necesidades del empleado en función de su situación de vida; también permitirá a las organizaciones crear experiencias específicas y personalizadas para los colaboradores, así como transformar la forma en que se relacionan con ellos, retienen el talento y mejoran el avance profesional”.