Networking: Aprovecha éste canal en la estrategia de tu empresa

Muchas personas conocen el término networking, aunque a veces se confunde con sólo hacer conexiones profesionales, volumen de contactos en las redes sociales, meras participaciones en eventos o intercambio de tarjetas personales.

 

Si bien, es importante ampliar tu red de contactos para poder alcanzar cada vez a más personas con tus servicios o productos de software, ¿es realmente el objetivo central tener muchos contactos? O ¿El objetivo central es convertir esos contactos en clientes/partners?

El networking se trata de construir una comunidad, en la cual el diálogo y el intercambio de conocimiento es constante y productivo para todos los participantes. Independientemente del motivo, mantener buenas relaciones interpersonales resulta esencial.
Además, con un buen networking, es posible fortalecer tu imagen profesional, buscar socios con una visión parecida a la tuya y alcanzar resultados más expresivos.

 

 

Aquí te acercamos 10 tips

1. Calidad vs Cantidad: La calidad es el factor más importante del establecimiento de una red. Por eso, establece relaciones verdaderas donde haya compromiso, es decir, donde la gente sepa quién eres e interactúa con el contenido que compartes. Concéntrate en conocer a personas que pueden ser realmente importantes para tu negocio, y establece una relación con ellas.

2. Ofrece una relación de intercambio y utilidad a tus contactos: Un buen ejemplo para representar este tema en el mercado digital es enviar contenidos relevantes a tus contactos. Estarás siendo útil para ellos al enviarles informaciones que son de interés o necesitan, sobre todo si le ofreces una solución a un problema que esta persona enfrenta. Propone proyectos o invita a tus contactos a eventos relevantes.

3. Define los puntos fuertes a divulgar sobre tu empresa: Es necesario divulgar los puntos fuertes y las experiencias que sean relevantes para tus contactos. De esta forma, llegarán a vos aquellos interesados en las principales características de tu empresa. Diferénciate de tu competencia siendo auténtico y sincero. ¡Cuidado de no parecer arrogante y compartir información que no sea relevante para tu red de contactos!

4. Mantén actividad en redes como LinkedIn creando contenido valioso: LinkedIn es la mayor red profesional del mundo, si generas una actividad constante puedes mantener contacto directo con tu público y generar más compromiso, principalmente creando contenidos de calidad. Tener un blog o canal en YouTube, por ejemplo, es una excelente forma de generar autoridad y fortalecer tu marca. Con los textos, ganas la confianza de tu público, y con los vídeos, generas empatía.

5. Ten un socio de networking: Tener un socio con el que puedas promocionar mutuamente tus trabajos es una práctica muy ventajosa, capaz de aumentar tu red de contactos y el alcance de tu contenido. Si ambos se sienten avergonzado, tú promocionaras los servicios de tu socio y viceversa. La timidez es algo normal, principalmente en lugares con muchas personas que no conocemos. Pide que un intermediario te presente a las personas con las que quieres establecer un contacto, esto alivia la presión. Haz contactos iniciales online. Sirve mucho pensar con antelación las preguntas que le harás a cada persona que deseas conocer.

6. No hablar de conflictos internos de tu empresa o de tu competencia: Hablar mal de tus compañeros de trabajo o de tu jefe, no generará complicidad con tus interlocutores sino deslealtad con tu empresa actual. Lo mismo para con tu competencia, en un futuro puede ser tu mejor partner.

7. No debatir sobre valores, política o religión: Estos temas pueden ser muy interesantes pero las personas pueden tener una visión muy distinta a la tuya y tocan fibras tan profundas que unas pocas palabras pueden costarte muy caro y cerrarte varias puertas.

8. No revelar problemas personales o cuestiones médicas: ¡no hace falta aclarar TANTO!, para esto tienes a tus amigos o familia.

9. Evitá los prejuicios: Nunca sabes quiénes son los amigos, familiares, o incluso las causas en las que está involucrada la persona que tienes delante. Es mejor que evites juicios de valor injustificados en tus argumentos.

10. No delatar hábitos poco profesionales: confesar tus pocas habilidades no te ayudará a conseguir más clientes, y ¡menos comentar sobre la borrachera del fin de semana pasado!