Si bien la pandemia sigue tiñendo el clima sanitario y socioeconómico de muchos países, en el mundo de a poco empiezan a observarse algunas dinámicas expansivas. China, por ejemplo, aprobó 16 proyectos de inversión en activos fijos durante el primer trimestre de 2021, por un monto total de U$S 6.960 millones. Los proyectos están mayoritariamente relacionados con las industrias de transporte, energía y alta tecnología. 

La inversión en activos fijos del gigante asiático –que incluye el capital gastado en infraestructura, propiedades, maquinaria y otros bienes similares-, registró un fuerte repunte: en los primeros tres meses del año creció casi 26% comparado con igual período de 2020. Esto último tal vez era esperable, dado que a comienzos de 2020 la pandemia había paralizado las actividades económicas del país; no obstante, en comparación con el nivel de 2019, el crecimiento de la inversión en activos fijos también fue importante: 6%.

Durante la crisis planteada por el  coronavirus quedó en evidencia que la adecuada gestión de activos es clave para que las compañías industriales y también las de otros rubros intensivos en equipamiento y maquinarias  se mantengan a flote y consigan ventajas competitivas. Las empresas que contaban con sistemas de gestión de activos avanzados pudieron centrar su atención en áreas claves para sostener el negocio, como mejora de la experiencia de cliente, optimización de la calidad, marketing y ventas, entre otros. Y ahora que comienzan a verse algunas señales de paulatina salida de la crisis e importantes proyectos de inversión, la correcta gestión de activos cobrará un protagonismo aún mayor.

Monitoreo inteligente 

La gestión de activos fijos es el proceso de seguimiento y mantenimiento de los equipos y activos físicos de una organización, que pueden incluir maquinaria, vehículos, computadoras y muebles. Las herramientas modernas automatizan la recopilación y el análisis de datos, ofrecen información más precisa y habilitan a monitorear el funcionamiento interno de cada activo. Esto permite tomar decisiones mejor informadas.  

Los sistemas de gestión de activos trabajan con un enfoque centralizado orientado a interconectar los departamentos, instalaciones y ubicaciones comerciales, junto con sus activos. Crean una fuente universal de datos que promueve el trabajo colaborativo y ayuda a disminuir los gastos operativos y de capital relacionados con los activos. 

Adicionalmente estas soluciones permiten organizar la cartera de activos fijos, supervisar el rendimiento de cada uno, controlar los costos del ciclo de vida, prevenir o combatir cualquier riesgo operativo, definir  niveles de servicio, identificar riesgos y elaborar un plan para gestionarlos de forma eficaz. 

Más vida útil

El software de gestión de activos se utiliza para agilizar los procesos de mantenimiento, extender la longevidad del equipamiento y mejorar la productividad. Al utilizar un sistema de esta  clase las organizaciones pueden efectuar un seguimiento de los activos fijos, supervisar equipos y maquinaria en múltiples ubicaciones y conseguir reducciones en los costos de mantenimiento, entre otras ventajas. Al estar en condiciones de evaluar la situación de los equipos y vehículos, pueden asegurar su correcto funcionamiento. Esto colabora para minimizar las fallas y los tiempos de inactividad. Y extiende la vida útil de los activos.

 Hay que tener en cuenta que los costos de mantenimiento generalmente oscilan entre el 20 y el 60% del gasto operativo, según la industria, el tipo de activo y el gasto de capital. El software de gestión de activos fijos permite desplegar un esquema de mantenimiento proactivo,  que siempre resulta más barato que el correctivo. Además  permite llevar adelante procesos de auditoría más precisos y facilita mejoras en los reportes y la analítica. 

A futuro se espera que la automatización, junto con una mayor adopción de activos basados ​​en IoT en industrias como fabricación, petróleo y gas, energía, transporte y logística, atención médica y construcción, entre otras, impulse el crecimiento en la adopción de software de gestión de activos fijos.

Desde Quilsoft ofrecemos un software Cloud para gestionar los mantenimientos preventivos, correctivos y órdenes de trabajo sobre las instalaciones y equipamientos. Esta solución permite supervisar las tareas y controlar el stock de repuestos, con la posibilidad de emitir informes en tiempo real de las variables que se requieran.  La herramienta permite programar los mantenimientos de forma rápida, integradora y colaborativa.