Que la pandemia de coronavirus potenció el e-commerce a nivel global, no es ninguna novedad. Lo que es notable es la persistencia del fenómeno: un estudio de fines de octubre evidenció que el cambio a lo digital se mantiene en todos los países y categorías, ya que los consumidores en la mayor parte del planeta “mantienen un bajo nivel de participación fuera de casa”. Las categorías de alimentos y hogares experimentaron un crecimiento promedio de más del 30% en la base de clientes en línea en todos los países.

Ahora bien, resulta interesante revisar la evolución que tuvo el fenómeno en la Argentina, tanto a nivel de facturación como de unidades y órdenes de compra.  En tal sentido una investigación reciente de CACE ofrece una radiografía y permite comprender cuáles son los nuevos hábitos que están desarrollando los consumidores y usuarios en el país, algunos de los cuales probablemente persistirán en la “nueva normalidad”. 

El estudio refleja lo acontecido en la primera mitad de 2020 e indica que si bien en un comienzo el contexto de pandemia afectó fuertemente a la venta online, principalmente de productos no esenciales, luego de la habilitación de los despachos (el 20 de abril) tomó un fuerte impulso. A nivel de facturación el período evidenció un crecimiento interanual del 106% -$ 314.602 millones contra $ 152.619 millones de igual período en 2019-, aunque hay que tener en cuenta también que entre junio de 2019 y junio de 2020 la inflación acumulada alcanzó al 43%. El incremento en unidades fue del 63%, las órdenes de compra aumentaron un  30% y el nivel del tráfico un 14%.

 

Predominio móvil en el e-commerce

Otro dato interesante es que el 80% de las sesiones se realizaron a través de dispositivos móviles, y más de la mitad de las ventas también provino de este canal, alcanzando el 70% entre los jugadores más importantes.

El 8% de los argentinos compró online por primeva vez durante el contexto de aislamiento social. Las categorías más populares a nivel nacional fueron delivery de comidas (26%), alimentos y bebidas (21%) y telefonía móvil (19%), y también  fueron las de mayor debut (adquiridas por primera vez) entre los compradores. Por otra parte estas categorías son, junto con animales, mascotas y medicamentos de venta libre, las de mayor intención de compra en el mediano plazo.

A nivel de cantidad de unidades vendidas la categoría alimentos y bebidas se llevó el puesto número uno. En lo que hace a la facturación, las que mejor performance evidenciaron fueron pasajes y turismo, hogar, muebles y jardín, herramientas y construcción, electrodomésticos y aires acondicionados e indumentaria no deportiva. 

 

Más conversión y peso específico 

La tasa de conversión (es decir, la relación entre cantidad de sesiones y de órdenes de compra) también creció: durante el primer semestre del 2020 llegó al 1,46%, cuando en la primera mitad del año pasado se había ubicado en 1,06%. 

Tal como venía ocurriendo, la tarjeta de crédito fue el medio más utilizado para abonar (77%). Y se advirtió un incremento del número de empresas que adoptó la modalidad de venta en cuotas (82%, contra 77% del primer semestre de 2019). 

Por otra parte el envío a domicilio (60%) desplazó al retiro en punto de venta (33%) como principal opción de logística. 

Cabe destacar que entre el primer trimestre y el segundo de 2020 el peso del canal online en empresas brick & mortar casi se triplicó: pasó de 18% a 49%. Asimismo el segundo trimestre acaparó el 66% del total de la facturación y de la venta de unidades, y el 63% de las órdenes de compra del semestre. Durante el Q2 dos de cada diez órdenes de compra provinieron de nuevos clientes del e-commerce, lo que genera buenas perspectivas para este canal de cara al futuro. 

 

Expectativas

El 64% de las compañías consultadas en la encuesta de CACE creen que la expansión que se produjo desde la cuarentena no se detendrá. Y estiman que eso dará lugar a un aumento de 148% en la facturación del canal de comercio electrónico para todo el 2020.

 Por otra parte existe una gran proyección de crecimiento a mediano plazo en las categorías de consumo masivo, animales y mascotas, medicamentos de venta libre y delivery de comidas.

Para conocer más detalles sobre la performance del e-commerce en el país durante el primer semestre de 2020, puede leer esta investigación