sistemas ERP para la salud

Sistemas ERP en hospitales y sanatorios

Las nuevas tecnologías están teniendo un impacto importante en la transformación de las formas de atención en el sector de la salud. Desde las historias clínicas electrónicas integradas hasta el uso de wearables para monitoreo de distintas variables de rutina, pasando por el uso de videollamadas para la atención remota y la expansión de la cobertura sanitaria, hasta el empleo de computación cognitiva para reconocer patrones en enfermedades complejas, las soluciones tecnológicas están abriendo oportunidades para mejorar la atención. No obstante, para articular todas estas soluciones y permitir que la gestión integral de las organizaciones del sector sea más eficiente y productiva, hay una solución que resulta clave: los sistemas de  información integrados (ERP).  

Por eso nos pareció conveniente compartir este trabajo que aborda el tema de la aplicación de estos sistemas  en los hospitales. En el texto se indica que la implantación de sistemas ERP es muy necesaria para una gestión eficiente de los recursos públicos en el sector. 

En los hospitales, las nuevas tecnologías de la información se están utilizando fundamentalmente para el diagnóstico y tratamiento de enfermos. En cambio, esas nuevas tecnologías todavía no son utilizadas para la gestión de los recursos”, dice el autor del documento. Y recomienda “utilizar un sistema que integre toda la información (pacientes, costos, pruebas, etc.) en una única base de datos, ya que sería una buena herramienta para mejorar la eficiencia en la gestión y la eficacia en el tratamiento de los enfermos”. 

Integración de datos

Tal como explica el autor del artículo, los ERP representan una nueva clase de sistemas de información diseñada para ayudar a integrar el conjunto de actividades de una empresa, tales como finanzas, producción y ventas, entre otros. 

Estos sistemas “consiguen integrar la información de los distintos departamentos y filiales de la organización en una única base de datos común para todas ellas. De este modo, cuando un dato es introducido en el sistema ERP por una función organizativa, inmediatamente está disponible para ser empleado por el resto de las funciones. Las aplicaciones están compuestas por varios módulos que integran la información procedente de las distintas áreas y que sirven de base para gestionar sus actividades en función de los procesos de negocio”. 

Esta integración de datos que menciona el autor implica entre otras cuestiones operativas “la utilización de una única base de datos común para toda la compañía y mayores posibilidades de acceso a la información requerida por todos los usuarios”. Esto naturalmente redunda en la optimización de la gestión de datos

En el documento se destaca además que los ERP permiten el acceso a una información fiable, precisa y oportuna. Dicha información “se puede compartir, se eliminan datos y operaciones innecesarias y se propicia una reducción de los tiempos y de los costos de los procesos”. 

En el ámbito de la salud el mecanismo de los grupos relacionados en el diagnóstico (GRD) es el que tiene más aceptación para la asignación de costos. Al integrar las fuentes de información, los  ERP facilitan el control también a este nivel, permitiendo la obtención del costo real por pacientes / episodios clínicos. 

Gestión de datos

Al introducir sistemas ERP los gestores de los centros de salud “dispondrían de información en tiempo real para realizar su labor de  manera más eficaz y con una reducción muy importante del papeleo burocrático”, asegura el autor del texto

Desde Quilsoft ofrecemos un software de gestión para clínicas, hospitales y sanatorios que entre otras cosas permite gestionar turnos online, llevar la facturación de las obras sociales, centralizar las historias clínicas de forma digital, ver reportes en tiempo real por paciente, por enfermedad, rango etario, sexo, etc. Y todo ello alineado con la estrategia de transformación digital y modernización administrativa de cada centro médico específico. 

La herramienta de software –que cuenta con distintos módulos y permite llevar adelante la contabilidad del centro médico, entre otros aspectos centrales- es customizable, puede implementarse en la Nube y canalizarse vía Web o dispositivos mobile. 

Para profundizar en la lectura del documento referido, podés ingresar a este link.

 


sistemas ERP para la salud

Transformación digital en salud: avances y desafíos

El sector de la salud está viviendo, indudablemente, una importante transformación como consecuencia  de la digitalización de diversos procesos. Ya no se trata sólo de implementar soluciones que colaboren con la gestión integral de las organizaciones, sino de una evolución que involucra, además, a las historias clínicas electrónicas, al manejo de los turnos de manera online y al uso de la telemedicina para la atención a distancia; y también a la utilización de dispositivos para monitorear diferentes variables, entre otros avances. En su conjunto estas tecnologías están cambiando la forma en que interactuamos con los profesionales de la salud, cómo se comparten nuestros datos entre proveedores y cómo se toman las decisiones sobre nuestros tratamientos.

Recientemente la Organización Panamericana de la Salud (OPS) organizó unas jornadas sobre esta evolución de los sistemas de información para la salud a la transformación digital del sector. La intención era promover el trabajo en red y el aprendizaje con los estados miembros para acelerar la adopción de soluciones digitales en salud pública. La iniciativa se planteó en continuidad con el “Plan de acción para el fortalecimiento de los sistemas de información para la salud (IS4H, por sus siglas en inglés) 2019-2023”.

Según lo que explicó la OPS en ese evento, la situación actual derivada de la pandemia de COVID-19 “puso a todos los países y sus sistemas de información para la salud a prueba. Los países se vieron  obligados a responder frente a los desafíos de la salud pública con las herramientas e infraestructura tecnológica que cada uno poseía, lo cual confirmó  la necesidad de continuar trabajando en el fortalecimiento de los sistemas de información que garanticen la capacidad del sector salud para responder frente a los retos sanitarios y la reducción de la brecha digital”. 

Salud digital

Entre otros aspectos, el espíritu de las jornadas era destacar la importancia de la implementación de la salud digital y reafirmar el apoyo de la OPS al fortalecimiento de los sistemas de información  para  la  salud  de  los  países,  así  como  a  la  adopción  de herramientas de salud digital.

Los debates de las 3 sesiones virtuales se centraron en los objetivos estratégicos del plan de acción de IS4H y los estados miembros coincidieron en que aún queda un largo camino por recorrer, ya que la transformación digital demostró nuevas formas de exclusión social que podrían amplificar las desigualdades sociales, culturales y económicas existentes en las poblaciones; también hubo consenso en advertir  que la digitalización de los servicios de salud implica importantes cambios culturales tanto para los profesionales de la salud como para la población en general, además de que existe la necesidad de análisis holísticos que involucren no solo a las autoridades de salud, sino a otros socios críticos `no tradicionales´ para el sector. 

Transformación digital

Por otra parte, un estudio privado realizado en 2020 encontró que el 54% de los proveedores de atención médica encuestados habían desarrollado o estaban implementando una estrategia de transformación digital. Entre las principales prioridades digitales de las organizaciones para los siguientes 12 meses figuraban la mejora de la experiencia del cliente (26%), la optimización de procesos comerciales e impulso de la eficiencia operativa (22%), la consolidación o actualización del panorama tecnológico heredado (21%), la implementación de la gestión de cambios para la adopción digital en el lugar de trabajo (16%) y la adopción de un nuevo modelo de negocios o de ingresos (14%). 

El informe de esta investigación destacó que “la transformación digital es clave en el sistema de salud pospandémico para desarrollar una mentalidad más ágil, asegurar una mejor coordinación de la atención en las fases iniciales y finales, y reinventar el stock de medicamentos y suministros para manejar mejor las emergencias de salud pública”. 

Por otro lado, el reporte se refirió a la compleja situación que atraviesan las organizaciones de la salud: “A muchas se les exigió que presten servicios de telesalud de la noche a la mañana sin un libro de reglas claro o una idea sobre cuánto se les reembolsaría, al tiempo que proporcionaban atención en persona en condiciones de batalla. Otras tuvieron que detener todos sus procedimientos por completo debido a preocupaciones sobre la seguridad del paciente. Ahora, se les pide que adopten esta mentalidad virtual a largo plazo y que al mismo tiempo planifiquen cómo volverán a poner en funcionamiento las operaciones mientras continúan preparándose para la próxima ola del coronavirus. Pero si no invierten en la transformación digital, será en detrimento del futuro de su organización y los resultados de salud de sus pacientes”.

Soluciones digitales

Decidir en qué tecnologías vale la pena invertir y lograr que los equipos se sumen al cambio suele ser uno de los aspectos más complejos de la transformación digital. En el terreno de la salud, la innovación pasa por “agilizar el trabajo de los médicos, optimizar los sistemas, mejorar los resultados de la atención de cara a los pacientes, reducir los errores humanos y abrir oportunidades de atención y disminuir costos a través de experiencias web y móviles”.

 

Desde Quilsoft acompañamos esta evolución con nuestra solución de gestión para clínicas, hospitales y sanatorios. Este software customizable y modular permite gestionar turnos online, llevar la facturación de las obras sociales, centralizar las historias clínicas de forma digital, ver reportes en tiempo real por paciente, por enfermedad, rango etario, sexo, etc., todo ello alineado con la estrategia de transformación digital y modernización administrativa de la organización.


digitalizacion de industria de la salud

La industria de la salud se transforma con la digitalización

Pocas industrias experimentaron disrupciones tan impactantes como la industria de la salud. Por un lado, y tal como ocurrió también en otros campos de actividad, el modelo de negocios de las grandes firmas tecnológicas modificó las expectativas de los pacientes, que hoy exigen experiencias de atención personalizadas, omnicanales y sin fricciones. Pero además las organizaciones del sector de la salud deben garantizar la seguridad de los datos de los expedientes médicos frente al avance de ciberdelincuentes y sus prácticas de venta de información; y además deben respetar regulaciones cada vez más exigentes que les exigen velar por la privacidad de estos datos. 

Aunque la disrupción es más que evidente en esta industria, un estudio detectó que el 45% de las organizaciones de la salud aún no la ven como algo que deba preocuparle a la Gerencia o al Directorio, y sólo el 25% se muestra proclive a transformarse digitalmente para ponerse a tono con las nuevas exigencias. 

Y si bien muchas compañías del sector todavía “operan sobre las líneas tradicionales, basadas en tecnologías antiguas, información aislada y redes complejas y engorrosas”, la evolución hacia un escenario de digitalización es inevitable, ya que las organizaciones requieren de nuevas estrategias para gestionar la actividad y los datos. Y es justamente la transformación digital la que les permitirá “cambiar a modelos de negocio más escalables diseñados para manejar volúmenes de clientes más altos”, tal como se explica en este paper que queremos compartir. 

Potencial trasformador

En el sector de la salud la digitalización tiene el potencial para transformar muy variados aspectos de las operaciones y la atención. Por un lado permite la necesaria “creación, ampliación  y coordinación continuas de los servicios y datos”. También habilita a hacer un uso más eficiente del tiempo y los recursos, y libera a los profesionales para que puedan dedicar más tiempo a lo que en definitiva es lo esencial: la atención de los pacientes.

Para enfrentar estos desafíos, tal como se refiere en el informe que estamos repasando, muchas organizaciones están invirtiendo “en las transformaciones digitales que conecten y hagan posible el análisis de cada pieza de datos a través de los canales, de la operación y del acercamiento a los clientes. Desde brindar opciones de atención personalizada hasta reunir conocimientos para crear nuevos formatos de atención -como la telemedicina y el cuidado ambulatorio-, las tecnologías digitales son una herramienta crucial para los proveedores y las industrias de seguros y servicios médicos”.

Una particularidad del rubro de la salud es que “el viaje de compras” en esta industria no se efectúa por única vez, sino que es continuo. Además el hecho de que el paciente reciba una buena atención –o una buena experiencia como “cliente”- puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte, nada menos. 

Nuevos canales de atención en la industria de la salud

Los pacientes de hoy –muchos de ellos ya nativos digitales- no quieren perder tiempo en papeleos y quiere un acceso veloz tanto a la atención médica  como a los resultados de los estudios y análisis. También quieren acceso fácil a información transparente.

Por otra parte la telemedicina es una realidad cada vez más pujante y muchos pacientes hoy prefieren atenderse desde cualquier dispositivo, con apoyo de video y con la posibilidad de compartir documentos. En tal contexto es importante que las organizaciones de la salud puedan tener una vista unificada y de 360º de los pacientes, y que puedan atenderlos a través de canales diversos. 

La disrupción hace realidad la perspectiva (al menos potencial) de la atención a toda hora y desde cualquier lugar, y también impulsa el diseño, desarrollo y uso de aplicaciones móviles (o apps) a medida y wearables de monitoreo de la salud –e incluso de diagnóstico- que los pacientes podrán llevar consigo a diario. Gracias al paradigma de Internet de las Cosas, estos avances permitirán que los pacientes puedan recibir otro tipo de seguimiento y supervisión por parte de los médicos, sanatorios y sus equipos de trabajo.

Datos para decidir

Con la analítica de datos y el big data las organizaciones podrán optimizar las experiencias de sus pacientes. En nuestros días los datos pueden recopilarse de  fuentes tradicionales (sistemas de relacionamiento con los clientes, centros de datos) y otras más novedosas (como datos de sensores y dispositivos médicos, redes móviles, social media, etc.). Gracias a estos datos las organizaciones de la salud pueden evitar los cuellos de botella, gestionar mejor los inventarios, ofrecer atención a distancia, manejar y recordar los turnos de manera automática y sumar eficiencias a distintos circuitos de trabajo. Esto les permite brindar una atención más personalizada, esmerada y segura. 

Tal como se señala en el reporte que elegimos compartir, al usar tecnologías digitales los pacientes “pueden beneficiarse con un acceso más rápido a la atención médica, una gestión más conveniente de las condiciones y una manera más efectiva de comunicarse con expertos”. 

A nivel de las operaciones y la gestión la transformación digital habilita a dejar atrás los silos ayudando a “asegurar la excelencia operativa, una red de servicios digitales robusta y un rediseño organizacional continuo para crear una estrategia más unificada. Además hace más rápida y sencilla la integración de los sistemas adquiridos y la información en una sola infraestructura”. 

Así las cosas, “con una TI ágil, procesos de negocio automatizados, colaboración facilitada, toma de decisiones mejoradas y conocimientos en tiempo real, se dan las condiciones para crear una organización que fomente la innovación y responda mejor a los cambios del mercado y a las nuevas estrategias de salud”. 

En efecto: una organización digitalmente evolucionada, que cuente con soluciones tecnológicas e informáticas integrales de avanzada, puede desarrollar rápidamente nuevos servicios tecnológicos y capacidades e incluso adaptarse a las necesidades de cada paciente.

Todos estos avances pueden encontrar terreno propicio al implementar una solución o software de gestión integral como la de Quilsoft, que funcione como plataforma de base, y que ofrezca la posibilidad de gestionar turnos online, llevar la facturación de las obras sociales, centralizar las historias clínicas de forma digital, ver reportes en tiempo real y mucho más.  

Para profundizar en esta perspectiva sobre la trasformación digital en salud y sus alcances, invitamos a leer este informe completo.


dibjuo transformación digital en la industria de salud

Transformación digital: cómo optimizar la gestión en la industria de salud

Cuando se habla de la transformación digital en la industria de la salud, muchas veces se pone el foco en los avances propiciados por la historia clínica digital y las posibilidades que inaugura la telemedicina y el monitoreo remoto de los pacientes mediante wearables o dispositivos de Internet de las Cosas. Esta parte de la transformación digital de las organizaciones de la salud responde al desafío de unificar la información de los pacientes y crear nuevos servicios disruptivos con opciones de atención personalizadas, entre otras cuestiones. Pero a nivel del back office y los procesos financiero-contables y operativos, la digitalización también genera eficiencias fundamentales, tanto a nivel de costos como de los circuitos de trabajo.  

Esto por supuesto se traduce en los alcances de un buen sistema integral de gestión de la salud, como Odoo. Estas soluciones informáticas y tecnológicas por un lado deben incluir módulos ligados con la atención al paciente –como la propia historia clínica digital, admisión de pacientes, internación y gestión de hotelería, gestión de turnos online, enfermería, estudios por imagen, farmacia, recetas médicas, etc.-. Y por otra parte un buen sistema de gestión ERP, que en el caso del sector de la salud debe contener módulos que permitan manejar la parte administrativa -como contabilidad, facturación a seguros u obras sociales, gestión de compras, gestión de inventarios e insumos médicos, entre otros-. 

Estas funcionalidades además ayudan a alinear a las instituciones del sector con las mejores prácticas de la industria a nivel local y mundial. 

Decisiones informadas

En  la actualidad, contar con un sistema ERP avanzado que genere información confiable para la adecuada toma de decisiones es clave para la buena gestión operativa y financiera-contable. Habitualmente la información que nutre estas decisiones proviene de los sectores administrativos, de servicios generales y asistenciales; y debe ser pertinente, relevante, clara, oportuna, concisa y confiable.

En este plano hoy un software de gestión integral empresarial tipo ERP para la salud permite derribar los silos organizacionales, aportando las ventajas financieras de un modelo más interoperable. 

Gracias a estas soluciones, por ejemplo, hoy los procesos de gestión contable, facturación a obras sociales y pago de los honorarios médicos y de las prestaciones se pueden optimizar de modo tal de reducir tareas manuales, mejorar los circuitos de información y contar con reportes actualizados en tiempo real. 

En su conjunto estos aportes permiten ampliar las capacidades para ganar eficiencia y sumarle valor al paciente, además de gestionar los riesgos y encontrar opciones para generar nuevos ingresos.

Evolución necesaria

Muchas organizaciones de la salud todavía funcionan con esquemas tradicionales, basados en tecnologías antiguas, información aislada y redes engorrosas y complejas. Por ejemplo, una reciente encuesta evidenció que el 45% de las organizaciones de la salud aún no ve a la disrupción digital como algo que deba preocupar a la Dirección, y sólo el 25% está dispuesta a transformarse digitalmente para competir. Con ello se están perdiendo una ocasión inédita de transformarse e ingresar a una nueva era  que “tiene el potencial de afectar a todos los aspectos de la atención y las operaciones, lo que ofrece opciones más inteligentes y una mejor utilización del tiempo y de los recursos”. 

Además de mejorar la atención y la experiencia de cara a los pacientes, con soluciones tecnológicas integrales como Odoo las organizaciones de la salud pueden optimizar la administración de los servicios, reducir costos tanto para sí mismas como para los pacientes, estandarizar flujos de trabajo y ganar productividad.


Ilustración notebook e iconos de cruz hospitalaria. Titulo de la nota:

Transformación digital en la industria de la salud

Transformación digital en la industria de la salud:

La transformación digital, es uno de los temas de gestión, que hoy se discute. Tanto en empresas e instituciones públicas como privadas del mundo de la salud.

En su definición tradicional, se trata de la ampliación de sus capacidades a procesos y servicios digitalizados. Para mejorar la eficiencia como así también el valor hacia el paciente, gestionar el riesgo y descubrir nuevas oportunidades de generación de recursos.

Para que un médico desde un dispositivo (PC-Tablet-Celular) pueda verificar la historia clínica unificada de un paciente debe contar con un sistema tecnológico integrado (ERP). El cual le permita acceder en tiempo real a dicha información. 

 

A su vez,  también debemos pensar en estrategias y procesos fundamentales.

La transformación digital nos obliga a repensar roles y áreas de una organización moderna y también supone un cambio cultural dentro de cada organización.

 

Solución para una transformación digital en la industria de la salud

Transformación digital en la industria de la saludDesde Quilsoft proponemos y sostenemos un camino alineado con  la Transformación digital en la industria de la salud.

Y con las buenas prácticas para la gestión de los centros de Salud.

Nuestro sistema ERP Odoo nos permite contar  con diferentes módulos para la gestión. Por ejemplo: Historia clínica digital, farmacia, recetas médicas, admisión de pacientes, internación y gestión de hotelería, enfermería, estudios por imagen, facturación a seguros u obras sociales, gestión de inventarios e insumos médicos, gestión de compras, contabilidad, entre otras funcionalidades.

No solo con la posibilidad de gestionar la historia clínica de un paciente sino también la recepción del mismo, la planificación de la agenda de los profesionales entre otros; por ello lo llamamos una gestión integral. Para más información haga click aquí

Entendemos que esta industria cuenta con un gran potencial para adoptar tecnologías en áreas como la estandarización de flujos de trabajo, la reducción de costos tanto para las instituciones como para el paciente y una mejor administración de los servicios.