Mantenimiento de instalaciones y activos en industrias

Con el paulatino avance hacia una “nueva normalidad”, las organizaciones industriales y manufactureras necesitan optimizar sus estrategias y circuitos de mantenimiento de instalaciones y activos. En tal sentido, un camino posible es contratar terceros que se encarguen del tema. Otro es implementar una solución tecnológica avanzada para gestionarlo internamente de manera más eficiente y profesional

Algunos datos estadísticos ayudarán a entender por qué la implementación de un software de gestión de activos puede representar un antes y un después en lo que hace a la gestión del mantenimiento en las organizaciones fabriles. Por ejemplo, un reporte de una consultora internacional indicó que los tiempos de inactividad no planificados cuestan aproximadamente U$S 50 mil millones cada año. Y otro informe determinó que el tiempo de inactividad cuesta a la mayoría de las fábricas entre el 5% y el 20% de su capacidad productiva. 

En 2017 el 78% de las empresas que utilizaron una solución CMMS (computerized maintenance management systems, o gestión de mantenimiento asistido por computadora) para administrar sus activos informaron haber visto mejoras en la vida útil de los equipos. Por otra parte, se estima que las  empresas pueden ahorrar entre un 12% y un 18% mediante el uso del mantenimiento preventivo en lugar de reactivo, y cada dólar gastado en el primero ahorra un promedio de U$S 5 más adelante. Por ello no es nada casual que, tal como detectó una investigación, el 80% de las plantas de fabricación utilicen mantenimiento preventivo y más de la mitad recurra al mantenimiento predictivo con herramientas analíticas. De hecho el 79% de las empresas ven el mantenimiento predictivo como la aplicación principal de analítica de datos industrial

 

Asignaturas pendientes

La contundencia de estas cifras confirman que “un plan de mantenimiento preventivo y correctivo lo primero que genera es durabilidad en el tiempo y menos gasto de inversión por tener que adquirir cualquier equipo o activo nuevo”. No obstante, una noticia  recientemente publicada indicó que, por ejemplo, en Perú solo el 75% de las empresas formales tiene un plan de mantenimiento continuo de sus instalaciones.  

“Esto sucede porque tenemos una tendencia a ser más reactivos, es decir, esperamos que suceda o empiece a fallar algo, para recién actuar”, indicó uno de los especialistas consultados en ese país. Y agregó que aún en este contexto de pandemia en que el que buena parte de las personas realiza teletrabajo y casi no va a la oficina, es importante que las empresas no descuiden el mantenimiento de sus instalaciones y equipos: “Si no se realiza una revisión mensual de lo que hay dentro de una instalación, el problema puede ser mucho mayor cuando llegue el momento del retorno presencial”, puntualizó.

 

Tecnología al rescate

Un estudio de 2018 encontró que por entonces alrededor del 53% de las instalaciones utilizaban una herramienta del tipo CMMS para monitorear su mantenimiento; el 55% usaba hojas de cálculo y esquemas de horarios, y el 44% aún empleaba papel. Es decir que todavía eran –y son- muchas las compañías que podían optimizar sus procesos mediante la incorporación de una solución informática avanzada

Desde Quilsoft ofrecemos una herramienta especialmente concebida para el mantenimiento de instalaciones y equipos: es un software de mantenimiento de activos que funciona en la Nube y permite gestionar los mantenimientos preventivos, correctivos y las órdenes de trabajo sobre las instalaciones y equipamientos, además de supervisar las tareas del personal y el consumo y el stock de repuestos. 

La solución habilita a programar los mantenimientos de la empresa de una forma rápida, integradora y colaborativa. Con ella se pueden asignar órdenes de trabajo y gestionar diferentes equipos de mantenimiento para las distintas especialidades como electricistas y  mecánicos, por mencionar solo algunos. 

Por otra parte, la solución permite generar reportes en tiempo real a efectos de medir el desempeño de los equipos, tiempos de parada, estadísticas sobre las órdenes de trabajo, horas de uso de maquinarias y otras variables importantes para la actividad diaria de las empresas industriales.  


Crece la inversión en activos fijos en china y se recupera la economía

La oficina nacional de estadísticas de China emitió los datos de octubre que hablan de un incremento en la producción industrial y en el consumo. Además, evidencian una recuperación de la inversión en activos fijos. La información indica que durante el mes pasado la economía del gigante asiático siguió consolidándose y muestra un restablecimiento  que empieza a ser sostenido. De hecho se espera que el último trimestre del año resulte muy positivo. 

La producción industrial de China subió en octubre 6,9% con respecto a igual mes del año anterior. Y lo que es más notable: la inversión en activos fijos aumentó 1,8% en los diez primeros meses del corriente año. Esto fue impulsado por un gran repunte en la inversión en las industrias primarias, como la minería, la agricultura, las canteras y los sectores de alta tecnología.

Las ventas minoristas, que en septiembre ya habían experimentado una evolución positiva el 3,3%, ahora  aumentaron 4,3% con relación a octubre de 2019,  marcando el tercer mes consecutivo de expansión.

Por otro lado en octubre China logró un crecimiento muy por encima de las expectativas en materia de exportaciones (incremento interanual del 13,2%, el ritmo más rápido en 19 meses), aunque las importaciones evidenciaron una evolución  4,7%, menor de lo esperado. Por otra parte la inversión extranjera directa entrante de China aumentó un 18,3% en octubre respecto al año anterior.  

 

El gigante levanta vuelo

China es la primera gran economía en comenzar a crecer nuevamente después de la devastación causada por la pandemia de coronavirus en la primera mitad del año. 

En el tercer trimestre el crecimiento del PBI chino alcanzó el 4,9%. Y las estimaciones indican que podría incrementarse de 5% a 6% durante el último trimestre del año. Si esto se confirma –y no se producen rebrotes de Covid-19, que podrían complicar la actividad-, China completaría el 2020 con un avance del 2% en su PBI. Esto generaría las condiciones para un despegue impactante en el corto plazo, al punto que para 2021 se espera un incremento del 8,2%.

Estas cifras de la economía china plantean un horizonte esperanzador para la economía mundial, particularmente en lo que hace a la inversión productiva. Pero claro, para aprovechar la eventual recuperación las organizaciones tendrán que estar bien preparadas, particularmente luego del parate que generó la pandemia. Uno de los caminos es implementar un software Cloud para gestionar el mantenimiento de activos, tanto a nivel preventivo como correctivo, que permita canalizar rápidamente las órdenes de trabajo sobre las instalaciones y los equipamientos. Este tipo de soluciones facilitan el control de los trabajos y del stock de repuestos y agilizan el manejo de las tareas de reparación vinculadas con la maquinaria a nivel fabril, permitiendo que se programen los mantenimientos rápidamente y de manera colaborativa, entre otras cosas.

Para revisar las cifras que reflejan la recuperación china más en detalle, invitamos a leer este artículo