E-commerce en la Argentina: evolución desde la cuarentena

Que la pandemia de coronavirus potenció el e-commerce a nivel global, no es ninguna novedad. Lo que es notable es la persistencia del fenómeno: un estudio de fines de octubre evidenció que el cambio a lo digital se mantiene en todos los países y categorías, ya que los consumidores en la mayor parte del planeta “mantienen un bajo nivel de participación fuera de casa”. Las categorías de alimentos y hogares experimentaron un crecimiento promedio de más del 30% en la base de clientes en línea en todos los países.

Ahora bien, resulta interesante revisar la evolución que tuvo el fenómeno en la Argentina, tanto a nivel de facturación como de unidades y órdenes de compra.  En tal sentido una investigación reciente de CACE ofrece una radiografía y permite comprender cuáles son los nuevos hábitos que están desarrollando los consumidores y usuarios en el país, algunos de los cuales probablemente persistirán en la “nueva normalidad”. 

El estudio refleja lo acontecido en la primera mitad de 2020 e indica que si bien en un comienzo el contexto de pandemia afectó fuertemente a la venta online, principalmente de productos no esenciales, luego de la habilitación de los despachos (el 20 de abril) tomó un fuerte impulso. A nivel de facturación el período evidenció un crecimiento interanual del 106% -$ 314.602 millones contra $ 152.619 millones de igual período en 2019-, aunque hay que tener en cuenta también que entre junio de 2019 y junio de 2020 la inflación acumulada alcanzó al 43%. El incremento en unidades fue del 63%, las órdenes de compra aumentaron un  30% y el nivel del tráfico un 14%.

 

Predominio móvil en el e-commerce

Otro dato interesante es que el 80% de las sesiones se realizaron a través de dispositivos móviles, y más de la mitad de las ventas también provino de este canal, alcanzando el 70% entre los jugadores más importantes.

El 8% de los argentinos compró online por primeva vez durante el contexto de aislamiento social. Las categorías más populares a nivel nacional fueron delivery de comidas (26%), alimentos y bebidas (21%) y telefonía móvil (19%), y también  fueron las de mayor debut (adquiridas por primera vez) entre los compradores. Por otra parte estas categorías son, junto con animales, mascotas y medicamentos de venta libre, las de mayor intención de compra en el mediano plazo.

A nivel de cantidad de unidades vendidas la categoría alimentos y bebidas se llevó el puesto número uno. En lo que hace a la facturación, las que mejor performance evidenciaron fueron pasajes y turismo, hogar, muebles y jardín, herramientas y construcción, electrodomésticos y aires acondicionados e indumentaria no deportiva. 

 

Más conversión y peso específico 

La tasa de conversión (es decir, la relación entre cantidad de sesiones y de órdenes de compra) también creció: durante el primer semestre del 2020 llegó al 1,46%, cuando en la primera mitad del año pasado se había ubicado en 1,06%. 

Tal como venía ocurriendo, la tarjeta de crédito fue el medio más utilizado para abonar (77%). Y se advirtió un incremento del número de empresas que adoptó la modalidad de venta en cuotas (82%, contra 77% del primer semestre de 2019). 

Por otra parte el envío a domicilio (60%) desplazó al retiro en punto de venta (33%) como principal opción de logística. 

Cabe destacar que entre el primer trimestre y el segundo de 2020 el peso del canal online en empresas brick & mortar casi se triplicó: pasó de 18% a 49%. Asimismo el segundo trimestre acaparó el 66% del total de la facturación y de la venta de unidades, y el 63% de las órdenes de compra del semestre. Durante el Q2 dos de cada diez órdenes de compra provinieron de nuevos clientes del e-commerce, lo que genera buenas perspectivas para este canal de cara al futuro. 

 

Expectativas

El 64% de las compañías consultadas en la encuesta de CACE creen que la expansión que se produjo desde la cuarentena no se detendrá. Y estiman que eso dará lugar a un aumento de 148% en la facturación del canal de comercio electrónico para todo el 2020.

 Por otra parte existe una gran proyección de crecimiento a mediano plazo en las categorías de consumo masivo, animales y mascotas, medicamentos de venta libre y delivery de comidas.

Para conocer más detalles sobre la performance del e-commerce en el país durante el primer semestre de 2020, puede leer esta investigación


Ilustración de e-commerce con notebook, tarjeta y carrito de compras. Titulo de la nota:

Ecommerce: Consideraciones para el comercio electrónico

Ecommerce: Consideraciones

Arranquemos por el principio;

¿Qué es un Ecommerce?

Consideraciones para un EcommerceDentro de las consideraciones del Ecommerce, decimos que es un sistema de compra y venta de productos y servicios que utiliza Internet como medio para transaccionar.

Existen diferentes proveedores que implementan soluciones de E-Commerce, cada uno con sus ventajas y desventajas.

Por ejemplo, hay algunas plataformas que son super sencillas y rápidas de configurar, sin prácticamente costo de implementación pero que cobran un porcentaje de cada venta que puede llegar hasta el 20% ¿¡Cúanto!?

Otras que sólo cobran un valor de implementación y una licencia fija anual. Algunas no generan facturas y sólo crean pedidos, otras que son completamente cerradas y no se pueden integrar con otros softwares. Algunas no sirven para escalar con gran volumen de transacciones, y así hasta enumerar la infinidad de plataformas existentes para desarrollar un Ecommerce.

Es importante que destaquemos que, si bien en la mayoría de los Ecommerce se realizan pagos a través de medios electrónicos, algunos sirven sólo para registrar pedidos que se pagan luego de forma presencial, o mediante una transferencia bancaria que luego queda sujeto a conciliación.

¿Ecommerce o Marketplace, qué canal aplica mejor a mi negocio?

En las consideraciones del Ecommerce, el Marketplace funciona como un expositor virtual de diferentes empresas, donde los productos disponibles no pertenecen todos a una misma tienda, sino que sólo comparten la plataforma donde se muestran.

Generalmente, el marketplace efectúa la intermediación del pago, pero no se hace cargo de la garantía o entrega del producto. Recurre a mecanismos de retención de pagos al vendedor para proteger al comprador de posibles estafas, y realizan acuerdos de entrega con diferentes empresas de logística. Generalmente el modelo de negocio de los Marketplace es que van a comisión, pero existen también los que cobran un valor fijo por publicación.

Es importante destacar que, así como existen sitios Ecommerce, por ejemplo deportivos, donde venden sólo artículos relacionados a deportes, también existen Marketplaces de nicho.

La ventaja de los marketplace es que podemos obtener mejores precios por la gran competencia que hay, y además de ser grandes concentradores de ventas, logran mejores acuerdos con los proveedores de envíos.

Como desventaja podemos encontrar la demora en recibir los pagos, dificultades para hacer branding, pérdida de información sobre los clientes finales, entre otras.

Dentro de las consideraciones del Ecommerce, tenemos distintos tipos;

Tipos de Ecommerce por modelo de negocio

B2B: Empresas que venden a empresas, distribuidores, mayoristas.

B2C: Empresas que venden a consumidor final.

C2C: Personas que venden a otras personas.

C2B: Personas que venden a Empresas.

B2G: Empresas que venden a Gobiernos

 

Es importante diferenciar bien uno de otro, porque la forma en que se produce el intercambio está determinada por diferentes procesos e incluso el comprador y el vendedor tienen comportamientos diferentes en cada caso. Tenemos que saber detectar bien cómo es nuestro modelo de negocio para definir una estrategia adecuada y luego una plataforma que sea efectiva.

 

Mercado, Decisores, Procesos y Factores de compra en Ecommerce para B2B y B2C

En el modelo B2C el mercado es muy grande, masivo y amplio. Necesitamos llegar a mucha gente a través de medios con mucha exposición. En cambio, el modelo B2B, es más de nicho, un mercado menor. Tenemos que enfocarnos, tener un mensaje claro y direccionado para captar la atención de nuestros posibles clientes.

El comprador en el modelo de negocio B2C es una persona, y con que esa persona quiera o necesite el producto, ya basta. En el modelo B2B, la que compra es la empresa. La decisión de compra no sólo tiene que estar alineada con los objetivos de la empresa y la situación en la que se encuentre, sino que también tiene que aportar a que los involucrados en el proceso de compra estén más cerca de cumplir sus objetivos.

El proceso de compra B2C no suele demorar más de una semana. El usuario ingresa a una plataforma, agrega el producto al carrito, botón de pago y listo. Incluso como compradores nos adaptamos a los medios de pago y envío que ofrecen los vendedores. En el modelo B2B en cambio, los compradores buscan diferentes alternativas, se reúnen varias veces con los proveedores; muchas veces solicitan pruebas de concepto de los productos o servicios, se demoran semanas, incluso meses en tomar la decisión de compra, y a veces hasta la forma de pago la impone el comprador.

Los factores de compra en el modelo B2C, muchas veces están más vinculados al Marketing que al proveedor en sí. En cambio, en el modelo B2B, existen otras variables más complejas que pueden determinar una transacción, como una propuesta de valor bien diferenciada de la competencia, ofrecer garantía extendida, tener una buena relación comercial con el proveedor, testimonios de otros clientes similares, ser ecológico, etc.

 

Ventajas y desventajas de contar con un Ecommerce

Dentro de las ventajas se encuentra; La flexibilidad de tiempo (Abierto las 24 hs), autonomía para la venta, escalabilidad (Puedo vender en cualquier lugar del mundo) y baja inversión comparado con montar una tienda física.

Pero también existen inconvenientes; Dificultades técnicas con diferentes navegadores de internet y diferentes modelos de smartphones, gestión del stock real y virtual, la competencia es incalculable, delivery en zonas no recurrentes, velocidad de navegación cuando tenemos gran volumen de usuarios concurrentes, sobre todo en momentos donde hay picos de ventas, como navidad, u otros días con grandes promociones.

 

TendenciasCompra segura en un Ecommerce

Responsividad: Poder ver el e-commerce desde cualquier plataforma.

Experiencia de usuario: Sentirse a gusto al utilizarla, da ganas de recomendarla y volverla a usar.

Formas de pago: Facilidades y variedades.

Análisis de comportamiento del consumidor: Recopilación de datos de sesión, guardar histórico de compras y de visita a productos, análisis de lista de productos favoritos, elecciones de productos sugeridos. Todo alimenta una base de datos que permite predecir consumo y sugerir productos con una alta tasa de conversión.

Omnicanalidad: Poder rodear al consumidor de todos los canales de comunicación posibles que ofrece mi empresa, que no sienta diferencia entre hablar por un canal u otro, es decir, poder aplicar una promoción que me llega por email a una compra online, y obtener un descuento adicional si retiro por la tienda física. Predecir consumo de mis clientes.

Aplicaciones propias: Hoy las marcas estilan desarrollar sus propias aplicaciones para tener un mayor engagement con sus clientes.

Chatbots: Sistemas de chat online o vía whatsapp, automatizados, que permiten que el cliente averigüe información de productos, de su cuenta corriente, situación de envíos de sus pedidos, etc, a través de preguntas y respuestas con mensajes.