aplicación móvil rentable

Tres formas para hacer que una aplicación móvil sea rentable

Antes de emprender el desarrollo de una aplicación móvil es preciso determinar qué modelo de negocios será el más efectivo, y si este es capaz de adaptarse a las características singulares de nuestro emprendimiento.  

Actualmente, los modelos de negocio apropiados vinculado con el desarrollo de aplicaciones para proyectos escalables son los siguientes:

  • Modelo In-App Advertising: Este modelo es especialmente útil cuando la empresa desea darse a conocer, construir posicionamiento y ganar reputación. Las aplicaciones In-App Advertising facilitan el acceso de nuevos usuarios a la marca porque su descarga es totalmente gratuita. En este caso, los ingresos provienen de los espacios publicitarios dispuestos a lo largo del recorrido del usuario. Debido a que la forma de monetización puede ser intrusiva, se recomienda prestar especial cuidado a la cantidad de publicidad y sus formas de figurar en la app, ya que el exceso de promoción entorpece la experiencia de usuario (UX, por sus siglas en inglés). 
  • Modelo Freemium: Se pueden implementar aplicaciones móviles freemium cuando el programa mismo es un producto o servicio vital de la empresa. En este modelo, se ofrece al usuario una experiencia gratuita a modo de reseña para convencerlo de adquirir el producto pago. Para eso, suelen entregar días de free-trial o con límites de acceso a ciertos servicios. De esta manera,  la empresa obtiene una mayor diversificación de ingresos y se da la oportunidad al cliente de pagar el servicio a su medida. Es decir, que las personas pueden optar tanto por la compra del paquete completo como desbloquear algunas características del mismo.
  • Mobile e-commerce: Estas son  las aplicaciones para comercio electrónico móvil. Este modelo tiene como objetivo el uso único de la app para optimizar el sistema de ventas, por lo que su descarga es gratuita. El desarrollo de la aplicación gira alrededor de la posibilidad de efectuar pagos digitales de forma segura y rápida.

Estos programas de mobile e-commerce han probado su efectividad en empresas que ofrecen productos y servicios fuera del mundo digital. De esta forma, se diversifican los ingresos, se llega a un número más amplio de consumidores y se adquieren clientes asiduos.

En tal sentido, es importante que las empresas analicen si necesitan o no contar con una aplicación móvil. Para encontrar la respuesta es recomendable utilizar herramientas de análisis como el modelo Canvas (business Canvas Model) para ver si crear una app móvil tiene sentido dentro del proyecto. Por supuesto, una vez que han decidido inclinarse por el desarrollo de una aplicación, lo ideal es confiar en expertos en el tema, por ejemplo, que sepan sobre desarrollo de aplicaciones multiplataforma y de apps móviles. En tal sentido, solicitar referencias y experiencias es clave para avanzar a paso firme.

 

Para recordar: ¡Lo importante no es tener una app móvil, sino el uso que haremos de ella!